Loading...
Testamento: reducciones en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones

Las reducciones aplicables al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones según testamento, dependen del principio de igualdad en la partición dispuesto en el art. 27 de la Ley 29/1987

La Resolución de la Dirección General de Tributos 2/1999 del 23 de marzo dispone, en su apartado III 1.1.b), que aquellas reducciones aplicables a la base imponible del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en materia de vivienda habitual y empresa familiar se realizarán según el principio de igualdad en la partición, recogido en el artículo 27 de la Ley 29/1987 del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones sobre “Partición y excesos de adjudicación”.

Por tanto, la reducción de dicho impuesto beneficiará de manera igualitaria a los causahabientes en la sucesión, independientemente de cómo se realicen las adjudicaciones en la partición de la herencia por éstos. Además, cada uno se podrá aplicar la reducción sobre la parte del valor del bien objeto de reducción que le corresponda. En el caso de que el causante hubiese realizado testamento y, por tanto, asignado bienes a algunos causahabientes, solo éstos tendrán derecho a aplicarse las reducciones que corresponden sobre estos bienes asignados de forma individual.

Estos dos supuestos se pueden ejemplificar de manera que si una persona fallece, teniendo como bienes a otorgar la vivienda habitual del causante y dinero en cuenta corriente, pueden existir tres formas de procedimiento en el reparto a sus herederos, que en este caso serían tres hijos. En primer lugar, si el causante no ha otorgado testamento a sus herederos, la reducción por la adquisición de la vivienda habitual beneficiará por igual a cada uno de los herederos, aplicándose el artículo 27 de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, independientemente de cómo se repartan los bienes entre los herederos.

En el segundo caso, si el fallecido otorga testamento a sus herederos, en el cual se dispone que “los bienes dejados al fallecimiento se repartirán por partes iguales entre sus tres herederos”, la reducción por adquisición de vivienda habitual beneficiaría por igual a cada uno de los herederos, de forma independiente a cómo se repartan finalmente los bienes. Finalmente, en el supuesto de que la persona fallecida otorgue testamento a sus herederos en el cual se disponga que “lega a su primogénito la vivienda habitual, y el dinero lo reparte a partes iguales entre el resto de herederos”, únicamente se aplicará la reducción por adquisición de vivienda habitual el heredero al que se le haya asignado la misma de forma específica.

B Law & Tax

International Tax & Legal Advisors

Especialistas en asesoramiento fiscal internacional tanto a empresas como para particulares. Si desea ampliar la presente información, estaremos encantados de poder atenderle en el 917817194 o en info@blaw.es