La Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, introduce a través de la nueva disposición 18ª de la Ley General Tributaria, una nueva obligación específica en materia de bienes y derechos situados en el extranjero.

 

a. Declaración de las ventas de valores producidas en 2013.

En relación a la pregunta frecuente 56, referida a las operaciones de reinversión, que recoge el supuesto de la pérdida de titularidad a lo largo del ejercicio por operaciones de venta y reinversión del importe obtenido en la adquisición de nuevos valores, se ha aclarado por el departamento de Técnica Tributaria lo siguiente: